martes, 20 de mayo de 2008

La apuesta

Estaba dios y el diablo jugando ajedrez en la calle, cuando de repente se oye un femenino grito de orgasmo.

A lo cual dios sonríe y extiende la mano.

El diablo, muy enfadado busca su cartera mientras dice:

-- ¡Maldita apuesta, y yo pensé que sí serviría inventar las religiones!

---
Foto de:
http://www.flickr.com/photos/66035039@N00/2419242488/

6 comentarios:

TheJab dijo...

Apuesto a que estaba más reñido el juego de ajedrez que la apuesta orgásmico-religiosa.

Christian dijo...

:) Puedes apostar que sí.

Kentucky Freud Chicken dijo...

Yo he tenido más orgasmos que experiencias religiosas. A menos claro que consideremos los primeros como las segundas.

Christian dijo...

Pues para mí que más bien es que las segundas son una forma de las primeras. No se si me explico...

| | |V4RoL| | | dijo...

Pos...



La Verdad de Dió en este asunto...es que ambas son experiencias...y auqneu no sean religiosas...



Bah a quién engaño...me aburre menos el sexo que la religión...por eso me laten más los bourdeles que las iglesias...

| | |V4RoL| | | dijo...

Uts...A-U-N-Q-U-E