miércoles, 16 de abril de 2008

Educación religiosa y derechos de los niños

(Entrada escrita para el Circo del Absurdo)

Me disponía a preparar una entrada en la cual me manifestara contra el adoctrinamiento religioso de los menores de edad, basándome en leyes que protegieran su derecho a recibir una educación sin religión y acorde a los conocimientos científicos.

Primero se me ocurrió citar el artículo 3o de la Constitución de México, en el cual se declara referente a la educación que imparte el estado:

"Sera laica y, por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa" (1)
y también
"El criterio que orientara a esa educación se basara en los resultados del progreso científico, luchara contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios." (2).
Esto de acuerdo al artículo 24:
"Todo hombre es libre para profesar la creencia religiosa que mas le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley."
Note que el artículo 24 declara "todo hombre" (generalizando para hombre y mujer) y no 'todo ciudadano' o 'todo adulto'. Lo cual a mi parecer aplica a todo ser humano, incluidos los niños (3).

Por lo anterior, considero evidente que es obligación de los adultos impartir a los jóvenes una enseñanza veraz, basada en el raciocinio, la ciencia y el pensamiento crítico. De manera que el menor de edad tenga todas las herramientas a su disposición para decidir si practicará alguna religión y cuál de estas será. Quedando totalmente libre para adoptar, incluso si así lo desea, un pensamiento agnóstico o ateo. Estas libertades quedan aseguradas también en la Convención sobre los Derechos del Niño, Artículo 14, números 1 y 3. Además el número 2 habla del respeto a los derechos y obligaciones de los padres "de guiar al niño en el ejercicio de su derecho de modo conforme a la evolución de sus facultades".

Pero hay un detalle, hay una Declaración proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas (y firmada por México) que
"Los padres o, en su caso, los tutores legales del niño tendrán el derecho de organizar la vida dentro de la familia de conformidad con su religión o sus convicciones y habida cuenta de la educación moral en que crean que debe educarse al niño"
y que
"Todo niño gozará del derecho a tener acceso a educación en materia de religión o convicciones conforme con los deseos de sus padres o, en su caso, sus tutores legales, y no se le obligará a instruirse en una religión o convicciones contra los deseos de sus padres o tutores legales, sirviendo de principio rector el interés superior del niño" (4).
Estos últimos artículos parecen muy razonables en virtud de que los padres tienen la responsabilidad de sus hijos. Pero la mente de un niño es como una esponja, absorbe todo lo que tiene a su alcance; sin embargo, por su falta de experiencia aún no tiene la manera de determinar si lo que le enseñan es verdadero o falso, por muy buena voluntad que tengan sus mayores al enseñarlo. También es importante señalar el fuerte deseo instintivo del niño a ser aceptado por sus padres. Por eso el menor de edad absorberá y aceptará toda enseñanza religiosa que se le imparta. Y más aún, estas enseñanzas quedan fuertemente ancladas a su subconsciente, de manera que aún de adulto carga con ellas. Incluso un escritor bíblico dice al respecto:
"Enseña al niño el camino que debe seguir, no se apartará de él mientras viva" Proverbios 22:6 (5).
De modo que si el joven recibe una educación basada en supersticiones, se le está condicionando de manera que no percibirá con facilidad la verdad cuando sea adulto, además de ser más fácilmente manipulable por diversos charlatanes, perdiendo así la dignidad a la que todo ser humano tiene derecho.

También ha habido cambios en la legislación, de acuerdo al Boletín Mexicano de Derecho Comparado (6) antes no se permitía que los ministros de culto y asociaciones religiosas impartieran educación, pero ahora sí. Y se defiende el derecho de los padres a impartir religión al niño.

La pregunta es: ¿Y los derechos del niño a aprender cosas veraces teniendo las herramientas mentales del raciocinio?

Primero que el niño aprenda a desarrollar su pensamiento crítico y luego aprenda y escoja alguna religión, si quiere.

He aquí un hueco legal que debe ser atendido. Exhorto a los que tienen a su cargo y responsabilidad a menores de edad a que examinen con cuidado estas cuestiones, anteponiendo los derechos del niño a los de los padres o tutores.

---

Notas:

(1) Número I del artículo 3o de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

(2) Número II del anterior.

(3) Personalmente pienso que cada quién es libre de creer lo que quiera, aunque sepa que es falso o tenga sospechas acerca de ello.

(4) Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1981. Artículo 5, números 1 y 2 (Resolución 36/1955). Vea también

(5) Versión Reina y Valera.

(6) Número III, 1 (Artículo 3o).

6 comentarios:

Pereque dijo...

Pero los niños ya reciben educación religiosa. Casi todas las parroquias católicas tienen cursos de catecismo los sábados; la iglesia evangélica por mi casa tiene un anexo para escuela dominical; hasta los Hare Krishnas tienen actividades para niños, y no hay ninguna ley que prohíba a los padres llevar a sus hijos al catecismo sabatino, a la escuela dominical o al ashram.

Que su pereza e incompetencia no pueda hacer que esos niños catequistas profundicen en su fe y queden abandonados a la buena de Dios (je) es problema de las iglesias, no del Estado.

¡Saludos!

Christian dijo...

Propongo que se prohíba a los clérigos impartir educación formal, como anteriormente.

Sería represivo prohibir las clases de religión en los lugares de culto, por lo que lo mejor es concientizar a los padres.

Creo que la humanidad debe cuidar de sus jóvenes, por lo tanto es problema de todos.

TheJab dijo...

Excelente.

Agregado a favoritos.

Christian dijo...

Gracias Thejab.

Rodolfo Plata dijo...

JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA QUE HA CONVERTIDO AL CRISTIANISMO EN RELIGIÓN BASURA Y, LA EDUCACIÓN RELIGIOSA EN POTENTÍSIMA INCUBADORA DE GENERACIONES DE ESTULTOS EN GRAN ESCALA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana (la descripción neutra del fenómeno espiritual, su explicación y su aplicación), nos permite criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que fundamentan la doctrina judaizante de la Iglesia; y visualizar: 1) que las directrices de los ancestros de Israel (patriarcas, profetas, reyes y jueces) contenidas en el Antiguo Testamento, son opuestas a las enseñanzas de Cristo, ya que en lugar de promover el amor misericordioso y la hermandad universal, promueven el racismo, el despojo, el sometimiento y/o exterminio de los pueblos no judíos; 2) la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina de la trascendencia humana (instruida e ilustrada por Cristo) que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos), dándonos acceso a las potencialidades del espíritu a medida que nos vamos desarrollando espiritualmente; 3) la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito las corrientes de la nueva Era y la modernidad, que amenazan con sofocar al cristianismo y la espiritualidad. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

Rodolfo Plata dijo...

LOS VALORES SUPREMOS DE LA TRASCENDENCIA HUMANA Y LA SOCIEDAD PERFECTA DEBEN ORIENTAR LOS OBJETIVOS DEL CURRÍCULO ESCOLAR LAICO, A FIN DE ALCANZAR LA SUPRA HUMANIDAD. El cristianismo se inició como un movimiento laico: La paideia griega, tenía como propósito educar a la juventud en la virtud (desarrollo de la espiritualidad) y la sabiduría (cuidado de la verdad), mediante la práctica continua de ejercicios espirituales (cultivo de sí), utilizando las enseñanzas sapienciales de la filosofía, a efecto de motivar a los jóvenes a esforzarse en la practica del altruismo, el misticismo y el activismo social, intensos; a efecto de alcanzar la trascendencia humana y la sociedad perfecta. El apóstol Felipe introdujo en los ejercicios espirituales la paideia de Cristo. Tarea a la que se avocaron: San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría (utilizando el pensamiento de los filósofos greco romanos: Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,) a fin de alcanzar los fines últimos de la paideia griega siguiendo a Cristo. Meta que no se ha logrado debido a que la mitología del Antiguo Testamento y su religión basura judeo cristiana, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores. http://es.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DE-LAS-RAICES-CRISTIANAS-DE-EUROPA-LAICA