lunes, 21 de abril de 2008

Religión y anticoncepción en los jóvenes

(Entrada escrita para el Circo del Absurdo)

La religión, particularmente el cristianismo, plantea un serio obstáculo a la hora de realizar adecuadamente prácticas anticonceptivas al tener relaciones sexuales, principalmente en los adolescentes.

Aunque la actitud de las diferentes religiones judeo-cristianas frente a los métodos anticonceptivos es muy variada, sus dogmas respecto a las relaciones sexuales se pueden reducir a no tener relaciones fuera del matrimonio, me refiero a las relaciones prematrimoniales y al adulterio(1).

Los adolescentes tienen la curiosidad de explorar ese nuevo mundo sexual y las hormonas en su cuerpo les impulsan fuertemente. En virtud del sinfín de problemas que conlleva tener hijos a tan temprana edad, tales como deformaciones en el feto, o la incapacidad económica y de madurez de los padres adolescentes para criar correctamente una nueva vida humana, es de máxima importancia ser responsable al tener relaciones sexuales en esta etapa de la vida, como muchos adultos constatarán es precisamente cuando hay menos noción de responsabilidad, y es cuando son mayores las posibilidades de cometer errores al aplicar el método anticonceptivo. Por ejemplo, se puede colocar mal el condón o el diafragma, o simplemente no usarlos por la ansiedad de realizar la cópula. Desde luego, estoy generalizando debido a que las personas tienen diferentes grados de autodominio, que a su vez puede variar por las circunstancias y estado emocional.

Por si lo anterior fuera poco la restricción dogmática de la religión plantea un problema adicional: el sentimiento de culpa.

El joven que pertenece a una religión se enfrenta entonces a dos fuerzas: El impulso natural y sano(2) de sus instintos contra la restricción moral de su creencia. Entonces, cuando el deseo sexual gana, para reducir el sentimiento de culpa tiene que decidir entre desobedecer el mandato religioso de forma franca y abierta (lo que lo convierte en un pecador irredento) o realizar alguna "maniobra" que lo muestre a sí mismo y ante los demás como una víctima involuntaria de los deseos de la carne(3). Una "maniobra" muy usada es tener relaciones sexuales no planeadas. Como he oído decir a muchas personas: "Es que tiene que ser espontáneo". De esta manera logran acallar sus conciencias.

Pero tener relaciones "espontáneas", es decir, no planeadas, involucra tenerlas en lugares y momentos no adecuados para la aplicación correcta de algún método anticonceptivo. Muy pocos se pondrán preservativo al tener coito apresurado en un parque y ni siquiera se preocuparan por ello bajo los efectos del alcohol en una fiesta o antro(4). Los jóvenes de una religión tienen un grave obstáculo: Planear el encuentro sexual conlleva una tremenda carga moral que los deja mal parados ante su deidad. El sentimiento de culpa puede ser la fuente de mucho sufrimiento mental innecesario.

Personalmente opino que para evitar embarazos no deseados lo mejor es abstenerse de tener relaciones sexuales en la adolescencia(5). Y en caso de tenerlas, la pareja tiene que hablar abiertamente sobre el asunto y planear por anticipado el encuentro íntimo para que se haga con responsabilidad(6). Para esto hay que quitarse hipocresías, tabús y excesos inútiles de pudor.

---
(1) Dos temas que merecen ser comentados en otras entradas.
(2) Aunque no siempre conveniente.
(3) Compárese con Romanos 7:21-25.
(4) Exhibicionistas y adictos a la adrenalina aparte.
(5) Es más, para ampliar el espectro de relaciones humanas en esta edad podría ser más positivo tener muchas amistades que una novia o novio. Claro que esto es debatible (¿empiezo a hablar como un papá?).
(6) De preferencia usando preservativo combinado con otro método para evitar enfermedades de transmisión sexual.

Caricatura de http://www.flickr.com/photos/pigatto/443622944/

6 comentarios:

Kentucky Freud Chicken dijo...

En ese tema la Iglesia Caótica tiene ideas bastante retrógradas. Siguen insistiendo en prohibir el uso de preservativos y otros anticonceptivos y ya no se diga del sexo en sí como no sea en el matrimonio.

Es decir, todos los avances que la psicología tiene en ese sentido al estudiar detalladamente la naturaleza de las relaciones sexuadas y sexuales se lo pasan por el (...) y seguimos en el oscurantismo en ese terreno.

Christian dijo...

Así es Pollo, aunado a la culpabilidad de "hacer algo sucio", la pareja, si es que usa anticonceptivos, tiene carga moral adicional.

TORK dijo...

Sin mencionar la carga social sobre la pobre chica que ya se "echó a perder", carga sobre todo por parte de la familia de la chica (y sus pinches madres).

Santiago Chiva de Agustín dijo...

Hola. En las campañas para evitar enfermedades de transmisión sexual suele calificarse de irreal la posibilidad de evitar comportamientos de riesgo en los jóvenes. Y por eso se les aconseja el preservativo. Pero no se recuerda que a veces falla y que algunas enfermedades, como el virus del papiloma humano, se transmite aunque haya preservativo. Los jóvenes captan el mensaje de que el preservativo garantiza el sexo seguro y que retardar el comienzo de las relaciones y en su momento, tener una pareja estable es imposible. Y claro, eso no les ayuda en su autoestima ni les da confianza en sí mismos.

Gracias por escuchar mi opinión un tanto contracorriente
Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com

Christian dijo...

Tork: Cierto, es una triste realidad que en lugar de dar apoyo a la mujer embarazada su familia le trate mal. A una conocida su super-católica y fría madre se encarga encarecidamente de hacerle ver "que echó a perder su vida", y conozco más casos.

Santiago: Aunque un comentario sea a "contracorriente", si procura ser razonable es bienvenido. Aquí hay un artículo que respalda tu argumento respecto a que el uso de condón no es una protección completa.

NATA dijo...

me parece que hacer uso de metodos anticonceptivos en jovenes es alcaguetiarles a estos empezar una vida sexual activa.....teniendo en cuenta que no solo estamos hablando de embarazos a temprana edad sino enfermedades de trasmision......... creo que el tema de la fornicacion que habla la biblia es un tema delicado y no con ello se puede jugar ayyyyyy que valorar nuestro cuerpo y hacer respetar y mas por personas ajenas a nuestros cotidianos.........nada mas que decir solo pensar en el futuro y no en el presente y disfrutarlo y ya de eso solo queda el recuerdo...........